EL ACEITE DE EMÚ

EL ACEITE DE EMÚ

Se obtiene a partir de la grasa del Emú, produciendo cada animal en promedio entre 5 a 6 Kilos de grasa.

PROPIEDADES DEL ACEITE

Estudios científicos han demostrado que el aceite de Emú contienes propiedades hidratantes similares al aceite humano. Tres ácidos grasos (Oleico, Palmítico y Linoléico), lo han convertido en un método alternativo por su pureza y calidad.

Las principales propiedades del aceite de Emú son: Hidratante; reductor de irritación de la piel causada por enfermedades como eczema, ictiosis y soriasis; previene arrugas y estrías; mejora y es efectivo regenerador y cicatrizante de cortes y heridas; anticomedogénico (actúa sobre piel grasosa); reparador de piel post embarazo; actúa contra bacterias y hongos

Tiene un factor de protección solar natural y aumenta la capacidad de la piel de soportar los rigores del clima frío. El aceite de Emú tiene un alto contenido de ácidos grasos insaturados, superior a cualquier grasa animal común. Es un poderoso y natural portador transdérmico, siendo un suavizador natural de la piel con características rejuvenecedoras. Deja una sensación no grasosa y es altamente penetrante, gracias a la presencia abundante de ácidos grasos esenciales. (Hernández, 1997).

PRODUCTOS ELABORADOS CON ACEITE DE EMÚ

En la actualidad, el aceite de Emú se comercializa refinado como un aceite de masaje y como ungüento; se utiliza como ingrediente base para elaboración de cremas, jabones, champús, lociones solares y humectantes para la piel.